Shein: ¿Qué está haciendo para mejorar su imagen y condiciones de trabajo?

Shein, el mayor sitio de comercio electrónico de moda del mundo, ha dado pasos significativos para intensificar sus esfuerzos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG). O al menos, eso aseguran, por que lo cierto es que el concepto de moda rápida responsable suena a oxímoron. ¿Cómo puede ser la ropa tan barata, si sus diseñadores no copian a las marcas de lujo y si no se exprimen los márgenes de las fábricas que están detrás?

Shein: todo lo que tiene que mejorar su imagen

Shein está tratando de elevar sus prácticas empresariales a la altura de las normas mundiales contratando a un puñado de veteranos del sector. Una de las principales acusaciones contra el gigante de la moda es la explotación laboral, según numerosos informes, entre ellos uno que afirma que los trabajadores tienen que trabajar 75 horas a la semana.

A principios de esta semana, el sitio de comercio electrónico de moda dijo que se había comprometido a destinar 15 millones de dólares para mejorar las normas de 300 de sus fábricas asociadas en los próximos cuatro años. El fondo se centrará en realizar mejoras físicas en las fábricas de sus proveedores.

Eso equivale a 50.000 dólares por fábrica, lo que no parece mucho. Pero bien empleado, el dinero está haciendo en la industria de la confección china lo que Apple ha hecho en la fabricación de hardware en el país: mejorar las condiciones de los trabajadores a lo largo de los años en respuesta a la continua presión de los organismos de control en Occidente.

Cómo es la relación de Shein con sus proveedores: siguiendo el modelo de Apple

Shein

La relación de Shein con sus proveedores es de amor-odio. En lugar de tener sus propias fábricas, depende de una amplia red de fabricantes subcontratados en el sur de China. Apple sigue la misma estrategia con sus fábricas FoxConn, infamemente célebres recientemente por las numerosas revueltas que han protagonizado algunos de sus empleados.

Shein es peor de lo que te imaginas

Gracias a su gran volumen de ventas (se espera que la plataforma genere 30.000 millones de dólares en ventas este año), los pedidos de Shein son grandes y estables, lo que la convierte en un cliente codiciado por las fábricas.

Shein también tiene fama de pagar a los proveedores a tiempo, lo que es importante para los fabricantes que viven de un flujo de caja saneado. A pesar de sus márgenes notoriamente estrechos y su exigente calendario de producción, las fábricas se pelean por conseguir pedidos de Shein y mantienen a su personal cosiendo durante largas horas para cumplir los plazos.

Cambio de imagen ético

Shein sabe que los inversores de todo el mundo prestan cada vez más atención a los aspectos medioambientales, sociales y de buen gobierno, por lo que, para prepararse para cotizar en bolsa, necesita un cambio de imagen ético.

Como parte de su iniciativa de abastecimiento responsable, Shein prometió que «todos los proveedores de fabricación contratados se comprometen a cumplir el Código de Conducta de Shein, que se ajusta a los convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo y a las leyes y normativas locales».

Además, Shein ha puesto en marcha un sistema de comentarios a través del cual los trabajadores pueden «enviar anónimamente quejas, comentarios y sugerencias por correo electrónico, teléfono o WeChat, para apoyar los esfuerzos de la empresa en la supervisión y gestión del cumplimiento de su Código de Conducta y la defensa de los derechos laborales de los trabajadores».

Son signos alentadores, por supuesto, pero la cuestión es cómo equilibrará Shein su increíble asequibilidad y el rápido ciclo del producto con una fabricación responsable, que probablemente elevará sus costes. Su esfuerzo por reducir su impacto en el planeta a través de una nueva plataforma de reciclaje ya suscita escepticismo: ¿cómo puede ser compatible la naturaleza consumista de la moda rápida con la sostenibilidad?

Los consumidores afirman preocuparse por el impacto medioambiental y los trabajadores que confeccionan sus prendas, pero el éxito arrollador de Shein demuestra que, al fin y al cabo, la rapidez y el precio son los factores más determinantes para el consumo de muchas personas.

Los expertos no están convencidos sobre las bondades de Shein

shein inspecciones de trabajo

Aunque Shein presenta las reclamaciones del SCEP y de Channel 4 (de las que te hablamos en este artículo) como cuestiones separadas, los defensores de los derechos laborales no están convencidos. El medio estadounidense Sourcing Journal ha publicado un interesante reportaje que recoge una surtida selección de críticas aplicables a la tienda online china que te resumimos a continuación.

«Los abusos contra los derechos humanos están bien documentados, por lo que este ‘compromiso financiero’ no es más que una admisión de que no se cumplen los recursos en materia de derechos humanos», declaró a Sourcing Journal Thulsi Narayanasamy, director de defensa internacional del Consorcio de Derechos de los Trabajadores.

«Las empresas deben garantizar que todos los trabajadores de su cadena de suministro ven respetados sus derechos básicos o no deberían hacer negocios. Garantizar salarios justos y fábricas seguras no es caridad, es un coste operativo básico».

Shein y las inspecciones de trabajo

shein derechos de trabajadores

Las inspecciones adicionales, dijo, no son la respuesta. «Si las auditorías no han detectado abusos de derechos, la solución no son más auditorías, sino examinar y luego abordar cómo las propias prácticas empresariales de una empresa repercuten en los derechos de los trabajadores, y una señal de que faltan sindicatos independientes y un auténtico compromiso de los trabajadores», afirmó Narayanasamy.

Al igual que la propia Shein, las auditorías han estado últimamente bajo la lupa por numerosos fallos que, según los críticos, tienen más que ver con mitigar el riesgo para las marcas que con un impacto real para los trabajadores.

Fallos en las auditorías

Las auditorías sociales en particular, según Elizabeth Cline, directora de promoción y política de Remake, son «notoriamente ineficaces y fáciles de falsificar». El hecho de que su propia investigación encontrara pruebas de horarios ilegalmente prolongados también pone esto en evidencia, dijo.

«¿Qué hay de nuevo aquí? ¿Intentan que se les reconozca que sus condiciones de trabajo no son tan horribles como las pintan los medios de comunicación?». preguntó Cline. «La empresa tiene que publicar las auditorías y los nombres y ubicaciones de las fábricas para que los defensores de los derechos de los trabajadores puedan investigar más a fondo, ya que no hay nada en el último truco publicitario de Shein que nos asegure que la situación de sus trabajadores no es sombría».

Ilana Winterstein, responsable de la campaña de llamamientos urgentes de la Campaña Ropa Limpia, se mostró de acuerdo y añadió que el sector de las auditorías sociales ha «fallado espectacularmente» a los trabajadores una y otra vez.

«Las auditorías sociales carecen de transparencia y responsabilidad y, sobre todo, no evitan los abusos de los derechos laborales», declaró a Sourcing Journal. «El modelo de negocio de Shein se basa firmemente en la explotación de los trabajadores y hay muchas violaciones y casos de abusos documentados en su cadena de suministro. Shein utiliza estas auditorías únicamente para proteger la reputación de la marca en lugar de proteger los derechos de los trabajadores. Sencillamente, no valen ni el papel en el que están escritas».

¿Se toma en serio Shein los derechos de sus trabajadores?

Lo que los trabajadores necesitan, dijo, es que se respeten sus derechos. Esto incluye el derecho a la libertad de asociación, que está gravemente restringido en China. Hasta que Shein no tome «medidas reales» para proteger a los trabajadores, la auditoría social no es «más que una cortina de humo» para distraer la atención de la «explotación continua» que sustenta sus beneficios «extremos», afirmó.

Amazon tiene un problema, y se llama sindicatos

No obstante, Shein afirma que se toma «muy en serio» su responsabilidad de salvaguardar el bienestar de los trabajadores de todos sus proveedores. Hasta que las dos fábricas «cumplan plenamente» su código de conducta, reducirá los pedidos en tres cuartas partes.

«Shein valora su reputación como grupo de moda responsable y no dudará en tomar medidas como ésta cuando sea necesario», añade.

Compartir:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionado

Todo lo que necesitas saber sobre Shein en 2023

Shein es una de las marcas de moda más populares entre los jóvenes de todo el mundo. Su...

Cómo comprar en SugarGoo con agente [GUÍA Fácil]

SugarGoo es una plataforma de comercio electrónico transfronterizo que te permite comprar productos de sitios web chinos como...

Cómo quitar el seguro de la ropa

¿Te preguntas como quitar el seguro, la alarma, el broche, la piocha (tiene mil nombres...) en definitiva, ese...

Dónde vender cintas VHS originales en Internet [GUÍA 2023]

¿Buscas dónde vender películas VHS originales? Has llegado al lugar adecuado. En esta guía te explicaremos dónde vender...